Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
23/06/2015

Otra razón por la que el gobierno republicano de EEUU debería replantearse su postura ante la marihuana




Si los aspirantes republicanos quieren llegar a los jóvenes en 2016, deberían reconsiderar su postura sobre la marihuana. Como hemos señalado antes, los contendientes de ambos bandos tienden a ser escépticos o a posicionarse en contra de la legalización, pero muchos jóvenes republicanos están en realidad a favor de ella.


A medida que más estados empiezan a legalizar la marihuana, los políticos tendrán más dificultades para justificar su oposición. Ya sabemos que es mucho menos dañina que el alcohol y una serie de otras drogas recreativas y los neurocientíficos de la Universidad de Buffalo Instituto de Adicciones incluso afirman que podría tener un impacto positivo en la salud mental mediante la reducción de los efectos de la depresión.


«El estrés crónico es una de las principales causas de la depresión y el uso de compuestos derivados del cannabis – marihuana – para restaurar la función normal de sistema endocannabinoide podría ayudar a estabilizar los estados de ánimo y aliviar la depresión.» dice el Dr. Samir Haj-Dahmane, uno de los investigadores principales del estudio, en un comunicado de prensa.


En general, no sólo la gente joven quiere que se legalice la marihuana. La investigación Pew de 2014 muestra que más de la mitad del país apoya la legalización, con sólo 45 por ciento de los encuestados afirmando que debería ser ilegal. En la última encuesta de Pew sobre la legalización de la marihuana, el 47 por ciento de la generación conservadora y 38 por ciento de los republicanos, todos ellos jóvenes nacidos en el “baby boom” expresaron su apoyo a la legalización de la marihuana.


El senador de Kentucky Rand Paul condenó recientemente la hipocresía de los políticos que usaron la marihuana en el pasado y ahora se niegan a apoyar su legalización. Hablando de su posible rival en 2016 Jeb Bush, Paul dijo al periódico The Hill:


«Jeb admitió recientemente que fumo marihuana en su juventud, sin embargo ahora quiere meter a la gente que la use en la cárcel. Y no solo eso, sino que también se posiciona en contra de la marihuana medicinal. Este es el tipo de hipocresía de bienes a la que me refiero. El cometió un error en su juventud y ahora quiere meter a todo el que lo cometa en prisión»


Paul añadió que Bush podría haber tenido consecuencias políticas durante toda su vida si hubiera sido penalizado por consumir marihuana durante sus días en un internado.


«Si hubiera sido atrapado en Andover, no habría sido nunca gobernador.»


Aunque Bush se graduó de la Academia Phillips en 1971, sus compañeros no eran grandes fans de su conducta imprudente. «Recuerdo que fumaba un montón de droga,» dijo un compañero de clase a la revista Vanity Fair en 2001.


Finalmente Paul no quiso confirmar si había fumado marihuana, aunque no parece pensar en ella como algo que te arruina la vida.


El senador de Tejas Ted Cruz sin embargo, parece lamentar sus experiencias adolescentes con la droga, a pesar de lo leves que fueron en su momento. El representante de Ted dijo al Daily Mail el mes pasado,


«Cuando era un adolescente, él, tontamente experimentó con marihuana. Fue un error, y nunca la ha vuelto a probar desde entonces.”


A pesar de que Cruz no apoya la legalización de la marihuana, lo hace compatible con el derecho de un Estado a elegir la forma de abordar el asunto. En la Conferencia de Acción Política Conservadora de este año (CPAC), Cruz hablo sobre la decisión de Colorado de legalizar la marihuana:


«Si los ciudadanos de Colorado deciden que quieren ir por ese camino, esa es su prerrogativa. Yo personalmente no estoy de acuerdo con él, pero ese es su derecho. »

Cruz y Paul son indulgentes en comparación con los aspirantes republicanos, como el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, el senador de Florida Marco Rubio, y el ex gobernador de Texas, Rick Perry, todos en contra de la legalización de la marihuana. No es demasiado pronto para tomar en serio las campañas presidenciales, y si los conservadores quieren ganar, deben prestar más atención a lo que los votantes jóvenes opinan sobre la legalización.



FUENTE ATTN



Arriba