Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
02/11/2015

¿Podría el dinero de la marihuana elegir al próximo presidente de EEUU?

marijuana-banking-1200xx2122-1194-0-111-780x438


Con el negocio de la marihuana valorado en 3.000 millones de dólares, casi de la noche a la mañana, cada vez más políticos han comenzado a ponerse de lado de esta industria por sus contribuciones.


La Asociación Nacional de la Industria de cannabis se ha convertido en el segundo mayor contribuyente en la hucha del candidato presidencial republicano Rand Paul, según OpenSecrets.org. Hasta ahora NCIA ha donado 12.000 dólares al candidato.


Este es apoyado más que nadie sobre todo por su promesa de dejar decidir libremente a cada estado sobre sus políticas con la marihuana, a aparte de que también es el único candidato que ha trabajado para reformar las leyes de la marihuana, tales como evitar que alguien entre en prisión por delitos no violentos relacionados con drogas.


    ”Realmente no estoy asegurando la legalización, pero si estoy trabajando en suavizar la penas y que nadie vaya a prisión durante 20 o 30 años por delitos leves de drogas Yo dejaría que los estados eligiesen. Y no sé lo que pasará, si llegara a ser bueno o malo. Pero yo dejaría que los estados eligiesen porque creo en el federalismo y en los derechos de los estados.


Hillary Clinton se pronunció en contra de la marihuana durante el debate demócrata alegando que la droga debería seguir siendo ilegal. Sin embargo alega que los ciudadanos no deberían ser encarcelados por su uso; de momento prefiere que se invierta en investigación.


Bernie Sanders se puso del lado de los defensores de la marihuana durante el debate democrático. Dijo que el sistema de justicia penal encarcela demasiados afroamericanos por delitos de drogas no violentos.


El multimillonario Donald Trump sigue sin decidirse públicamente sobre el tema. Mientras algunos de sus simpatizantes señalaban que ellos estaban a favor del marihuana medicinal y del fin de la guerra contra las drogas.


Ben Carson ha salido como un defensor de la marihuana medicinal, pero también ha dicho que está en contra del uso recreativo y quiere continuar la guerra contra las drogas.

Ted Cruz también favorece a los derechos del estado para elegir y ha co-patrocinado un proyecto de ley para dar a los jueces una mayor flexibilidad en las sentencias por delitos de drogas no violentos.


Carly Fiorina, que perdió su hijastra por el abuso de drogas, se ha pronunciado en contra de la legalización de la marihuana, pero también está a favor con el derecho de cada estado para elegir.

Jeb Bush, Chris Christie, Marco Rubio, Mike Huckabee, Rick Santorum, Bobby Jindal y Jim Gilmore todos han preferido evitar el tema de la legalización de la marihuana.


No está claro cuál es la posición de Lindsey Graham , ya que el senador ha hecho declaraciones de apoyo de la marihuana medicinal, pero luego votaron en contra al menos tres veces.


Más del 53 por ciento de los estadounidenses apoya la legalización de la marihuana, incluyendo 68 por ciento de la generación del milenio
, nacidos entre 1980-2000 según un reciente informe de Pew Research.


Tras las elecciones de 2016 veremos al nuevo presidente de estados unidos pero también pueden marcar el comienzo de una serie de nuevos estados que legalizan la marihuana dentro de sus fronteras.



FUENTE Redacción Inquisitr




Arriba