Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
03/12/2013

Policía cabadiense reclama derecho a fumar marihuana por motivos de salud



Canadá.-Un policía de la Gendarmería Real de Canadá (GRC), que sufre estrés postraumático vinculado a su trabajo, desató la polémica este jueves al solicitar permiso para consumir cannabis terapéutico de uniforme.

El cabo primero Ronald Francis declaró a la cadena pública CBC haber obtenido una autorización que le permite fumar cannabis, pero que sus superiores rechazan que lo haga al menos durante sus horas de trabajo, al temer que dañe la imagen de la marca de GRC.

Francis tiene su puesto de trabajo en Nouveau-Brunswick (este) y la televisión lo mostró en un vídeo reciente fumando en uniforme en el exterior del edificio de la GRC.

Su demanda suscitó numerosas y contrastadas reacciones. El ministro canadiense de Justicia, Peter MacKay, afirmó que teme que el aceptar esta solicitud la GRC dé un “muy mal ejemplo a los canadienses”.

Francis declaró a la CBC que el cannabis le permite aliviar los síntomas vinculados con su enfermedad, lo que no había logrado antes con antidepresivos.

El policía afirma fumar habitualmente tres porros al día en el momento de la comida, incluso si la orden le autoriza a un consumo mucho mayor.

“Yo estoy operativo”, declaró. “Pero mi sistema nervioso está relajado y eso hace una gran diferencia”. “Es una gran elección moral para mí, porque la GRC y los tribunales parecen tan anti-marihuana que es algo difícil de aceptar y por tanto tomé esta decisión por mi propia salud”.

El comisario adjunto de la GRC, Gilles Moreau, declaró que la institución debía tomar en cuenta las necesidades médicas de sus empleados, a la vez que cuida los efectos de estos sobre los compañeros o las percepciones públicas.

“En ningún caso, un miembro que tiene autorización para tomar cannabis terapéutico debería llevar el uniforme rojo mientras lo inhala”, afirmó al canal CBC.

“Es algo que ciertamente no vamos a permitir o tolerar”, añadió. Francis ha sido de momento asignado a tareas administrativas y no porta armas.



Arriba
Cerrar ventana de suscripción ¿Quieres recibir nuestro boletín?

Introduce tu email: Enviar