Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
21/10/2015

Poner fin a la guerra del gobierno de EEUU contra la investigación con marihuana





De todas las sustancias controladas que el gobierno federal norteamericano regula, el cannabis se trata de una forma única que impide la investigación. En concreto, el gobierno de Estados Unidos ha frenado la capacidad de la comunidad médica para llevar a cabo el tipo de investigación que la comunidad científica considera el estándar de oro experimental en la orientación de la práctica médica. Por lo tanto, el uso de cannabis para el tratamiento médico que ya está ocurriendo en los estados se basa ​​en gran parte en la ciencia anecdótica o limitada. En muchos casos, los pacientes y los médicos operan de acuerdo con un enfoque de una situación de aprender sobre la marcha y que inexcusablemente es culpa de las políticas federales que fallan por mantener el ritmo con el cambio de los puntos de vista sociales y paisajes legales a nivel estatal.


En “Poner fin a la guerra del gobierno de Estados Unidos en la investigación de la marihuana medicinal“, los autores John Hudak y Grace Wallack argumentan que es la hora de que el gobierno federal reconozca los graves riesgos de una política pública nacida de unas limitadas políticas médicas de salud e investigación farmacéutica del cannabis.  Como la marihuana medicinal cada vez es más accesible en los mercados legales regulados por los estados, y como otros se automedican en las jurisdicciones donde no se permite su uso médico, es cada vez más importante que la investigación sea conducida por la comunidad científica. Sin embargo, las barreras legales, los reglamentarios burocráticos y culturales han paralizado la ciencia y han amenazado la integridad de la libertad de las investigaciones en esta área.


Hudak y Wallack exploran las políticas especificas gubernamentales federales que limitan la investigación de la marihuana medicinal y detallan las consecuencias de esas políticas para la comunidad médica y para las políticas públicas. También examinan algunas de las propuestas existentes que tratan de paliar estos problemas, concluyendo que algunas son significativas y harían que los cambios sustantivos permitan avanzar en la investigación médica, mientras que otros son estrechos de miras, incomprendidos, y no proporcionan el tipo de cambio a gran escala necesario para alcanzar las reformadoras metas deseadas. El análisis de la eficacia de una única solución a menudo propuesta por la reprogramación de la marihuana de una narcótica Lista I, Hudak y Wallack argumentan que esta propuesta política específica limita su capacidad de avance en la investigación médica constructiva.


En última instancia, los autores recomiendan un conjunto más amplio de reformas políticas que liberen a la comunidad médica en su búsqueda de la investigación sobre la marihuana.





Arriba