Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
28/05/2014

Primer concierto de la Sinfónica de Colorado “Clasicamente Cannabis” para recaudar fondos

 

La Orquesta Sinfónica de Colorado ofreció su primer concierto “Clásicamente Cannabis”, el viernes por la noche como cualquier otro evento recaudador de fondos de las bellas artes y con asistentes vestidos con trajes cortésmente mezclándose con consumidores de cannabis.


No había nubes de humo de marihuana ni camisetas teñidas. No al principio, de todos modos.


Una mirada más cercana al evento revela una naturaleza claramente relacionada con el cannabis.  El primero de los tres eventos para recaudar fondos en la que se alentaba a los invitados asistentes a traer su propia marihuana, el evento del viernes “Clásicamente Cannabis” también contó con un patio en el que los asistentes podían consumir porros de marihuana, consumir en vaporizadores portátiles y bongs bajo los paraguas ya que una ligera lluvia cayó .


El Espacio en Santa Fe Drive, estaba cubierto con un área lofted en forma de L en el cual había una media docena de mesas más pequeñas, también se encontraban comerciantes de dispensarios y tiendas de marihuana que auspiciaron el evento, tales como Wellspring, Gaia y Boulder de La Granja.


A medida que la noche avanzaba, el pegajoso dulce olor a marihuana flotaba de forma regular por la amplia puerta que daba al patio y que llevaba a la otra pequeña zona al aire libre con camiones de comida y helados y donde los asistentes también abiertamente fumaron cannabis.


“Estamos cerrando la brecha entre la música clásica y la marihuana en ambas direcciones”, dijo Morgan Carr, co-propietario de Wellspring, mientras mostraba los vaporizadores gratuitos (pre-cargados con aceite de hachís) y frascos de vidrio de la marca Wellspring además de encendedores desechables.


El evento, se cambió de público a privado después de que la ciudad de Denver, advirtiera a la OSC sobre la ilegalidad del consumo de marihuana públicamente, llamando la atención internacional y la especualción desde que se anunció el concierto. Los 250 más o menos asistentes pagaron $ 75 por persona para apoyar el experimento de la OSC en este puente a la cultura.


“Mira a tu alrededor, esto no es la ciudad fumeta”, dijo Evan Lasky, vicepresidente ejecutivo de la CAF, que caracteriza la serie como otra forma para acceder a nuevos donantes. “Tenemos que crear un nuevo público, porque los ancianos están muriendo. Tenemos que luchar contra esta percepción de elitismo de la música clasica”.


El quinteto de metales de las OSC, vestidos con trajes totalmente negros con lazos de color verde pálido, comenzaron su actuación de 45 minutos con Richard Strauss ‘ominosa “Also Sprach Zarathustra Fanfare”, seguido de breves discursos de la CSO y los patrocinadores.


La acústica en el espacio sin adornos eran agudos y brillantes como el quintetoque continuó con clásicos favoritos reconocibles de Debussy, Bach, Wagner y Puccini. El parloteo de las conversaciones paralelas de los asistentes, que estaban de pie alrededor de , no sentados, a veces rivalizaba con el volumen del quinteto.


El co-organizador Jane West de la empresa Cannabis Comestibles Eventos dijo que $ 30.000 ya se habían asegurado en el patrocinio para la noche y que los funcionarios de la OSC habían confirmado otros $ 20.000 recaudados por los asistentes. El CSO espera que recaudar en la Galería el Espacio 200.000 dólares de otros tres shows .


Por su parte, los músicos de la OSC comentaron “Nos encanta tocar música de cámara donde quiera”, dijo el trombonista Greg Harper. “Es lo que es. Sólo vamos a tocar las piezas que conocemos y espero que la gente lo agradecerá “.


Mas información Cannabist



Arriba