Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
05/11/2014

¿Puedes Vaporizar el cannabidiol “CBD”?

Por lo general el CBD se toma por vía oral en forma de concentrado a base de cannabis o extractos. Sin embargo, en comparación con fumar o vaporización, la ingestión de los cannabinoides por vía oral plantea una serie de inconvenientes, incluyendo la absorción inconsistente y su efecto retardado.


La vaporización se considera una alternativa más saludable al fumar, y muchos consumidores de cannabis están empezando a cambiar a este sistema. Por desgracia, la mayor parte la investigación con vaporizadores se ha centrado sólo con el THC. De hecho, hasta ahora, ningún estudio se ha realizado sobre la vaporización del CBD.


El primer estudio para investigar el proceso de vaporización del CBD fue publicado el 16 de octubre por un equipo de la Universidad de Wollongong en Australia. En general, se mostró que el CBD puede ser vaporizado usando dispositivos convencionales de cannabis. Uno de los modelos más populares, el vaporizador Volcano , fue elegido para el estudio.


El equipo realizó experimentos utilizando combinaciones de THC purificado y CBD, con el fin de determinar la mejor manera de administrar CBD a través del vaporizador. Esto es lo que encontraron:


Temperatura


El CBD comienza a evaporarse a una temperatura de alrededor a 200 ° C (392 ° F), similar al THC, por lo que es posible liberar el CBD como un gas sin quemar la materia de la planta.


En el estudio, la vaporización a 230 ° C (446 ° F) parecía liberar más CBD que vaporizando a 210 ° C (410 ° F).


Tasa de Conversión


A dosis más bajas (4-8 mg), se vaporizó tanto como el 97% de CBD. Sin embargo, la tasa de conversión se redujo significativamente a medida que la dosis aumenta. En 200 mg, sólo el 40% del CBD se convertía en vapor.


Curiosamente, cuando se administran juntos, la dosis de CBD parece afectar a la tasa de conversión del THC. El promedio es del 55% de THC que se convierte en vapor.


Dosis


Los investigadores descubrieron que 200 mg es la dosis máxima de CBD que puede ser vaporizado de manera eficiente, con dosis más altas se produce un efecto de saturación.


Sin embargo, el punto de saturación del CBD parece estar relacionada con el vaporizador y su eficiencia de calentamiento, lo que significa que diferentes vaporizadores pueden permitir dosis mayores o menores que se vaporizan a la vez. Fuente



Arriba