Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
04/10/2014

Receta de la clásica harina de marihuana

Lo fácil y útil que es hacer la harina de marihuana o harina cannábica. Se consigue de pulverizar las hojas y los cogollos de la planta previamente deshidratados. Así de simple.


Esta harina nos servirá para la elaboración de múltiples recetas entre las cuales también se puede hacer la mantequilla de marihuana y diversos concentrados a base de alcohol o aceites. Es por esto un básico que recomendamos tener siempre en casa.  Os ahorrará mucho tiempo y os hará mas fácil el consumo de marihuana en recetas.


Ingredientes:


  • Marihuana de buena calidad.

Preparación:


  1. La marihuana debe estar muy seca, de lo contrario no se va a pulverizar bien y no podremos completar el proceso. Tiene que estar bien deshidratada, incluso por dentro para poder desmenuzarlo y triturarlo fácilmente.  Nos ayudaremos de un molinillo de harina o de café.  Vamos pasando la marihuana desmenuzada poco a poco, para que se vaya convirtiendo en polvo, cuanto más fino quede, mejor van a quedar tus recetas cannábicas después. Si hiciera falta puedes volver a pasarlo otra vez o las veces que creas conveniente. Recuerda entre mas efecto “polvo” quede, será mucho mejor para usarla en recetas.
  2. Después de tener el polvo, es aconsejable tamizarlo para retirar los posibles restos leñosos mezclados e impurezas que van a estropear nuestra maravillosa receta cuando vayamos a cocinarla.
  3. Luego honearemos el cannabis a 230 º durante 25 min. Sobre una bandeja previamente forrada con papel para hornear. Este proceso se llama descarboxilación del cannabis y es para cambiar THCA inactivo a THC activo.

Y ya esta lista para cocinar nuestras recetas preferidas.


La harina de marihuana se debe conservar en un lugar fresco y seco.


 

¡ADVERTENCIA!


La subida y la duración de un colocón varía mucho dependiendo de si se ingiere o se fuma la marihuana. Cuando se fuma, el subidón llega unos cinco o diez minutos después. Cuando se ingiere, puede pasar una hora o más hasta que se note el subidón. Dado que el efecto psicodélico deseado no se percibe inmediatamente, a veces se cae en la trampa de seguir comiendo, hasta acabar en una sobredosis. ¡Y todavía puede ser peor dado que es posible que el colocón dure cinco horas o más! Por eso, aunque tu cuerpo esté acostumbrado a los porros, vigila la cantidad de marihuana que consumes en una comida: más vale no repetir que arrepentirse después. Si no cultivas tus propias plantas, averigua de dónde proviene la hierba y asegúrate de que los cogollos no han sido regados con pesticidas u otros compuestos químicos que puedan ser nocivos.



Arriba