Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
26/09/2014

Senador colombiano Juan Manuel Galán: “La marihuana sí es terapéutica”

El senador liberal Juan Manuel Galán se refirió al uso de la marihuana para fines medicinales a través de un documento de la Fundación Ideas para la Paz (FIP).


“El documento resuelve muchos acertijos y responde preocupaciones que se han generado entre maestros, padres de familia y la ciudadanía en general, para pasar del mito al dato en el debate sobre regulación de marihuana medicinal”, explica Galán.


“A través de las redes sociales, he recibido preguntas sobre si es cierto que la marihuana puede usarse con fines terapéuticos? La respuesta es sí”, sostiene. “De acuerdo con la FIP, desde hace aproximadamente dos décadas, el cannabis y la resina de cannabis se han venido utilizando para controlar dolores crónicos y agudos, como los de enfermedades terminales, síntomas de artritis reumatoide, esclerosis múltiple y migraña”, agrega el Senador.


Explica que el cannabis se ha usado para controlar náuseas y vómitos en tratamientos de cáncer y VIH (sida), estimulando el apetito e incluso se han encontrado casos de tratamientos para asma y reducción de la presión intraocular asociada al glaucoma. “En la literatura científica existen más de 20.000 estudios o revisiones publicadas sobre la planta de cannabis y sus compuestos; cerca de la mitad han sido publicados en bases de datos de estudios médicos norteamericanos”, dice.


“No es inofensiva”


Galán sostiene que en literatura científica existen más de 20.000 estudios o revisiones publicadas sobre la planta de cannabis y sus compuestos; cerca de la mitad han sido publicados en bases de datos de estudios médicos norteamericanos.


“Significa esto que la marihuana medicinal es inofensiva? La respuesta es no. Como cualquier otro medicamento, el cannabis tiene efectos secundarios y su uso debe controlarse entre grupos específicos como jóvenes y mujeres embarazadas o lactantes. Como lo ha dicho la Comisión Global de Políticas de Drogas, es precisamente porque son sustancias peligrosas y no por lo contrario, que deben ser reguladas por el Estado y no dejarlas en manos exclusivas de organizaciones criminales”, dice el Senador.


“Es preciso anotar que aunque se han documentado efectos colaterales como desorientación, somnolencia, confusión e hipotensión; la literatura los ha clasificado como mucho menores a los de varias drogas disponibles en el mercado legal como la morfina, el valium, lorazepam y phenobarbital”, agrega Galán. Fuente




Arriba