Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
20/06/2014

Socialistas, comunistas y liberales, juntos en la legalización de la prostitución y las drogas

Los nuevos requisitos impuestos por la Comisión Europea a los países sometidos a su dirección de computar las drogas y la prostitución en la contabilización del PIB como primer paso para legalizar ambas actividades económicas llegan a la política española no sin ciertos precedentes que podrían terminar por sentar cátedra después de tantos años de insistencia y debate.


Al anuncio de “modernizar” el cálculo de las cuentas públicas de los países miembros de la Unión Europea, cambiando el antiguo sistema de 1995 por el 2010, se suma la reciente propuesta de la Organización Profesional de Inspectores de Haciencia del Estado de llegar a permitir la prostitución y el tráfico de drogas para cosechar más impuestos y equilibrar unas cuentas públicas que resisten en un déficit estancado por encima del 5% por la falta de eficacia y contundencia de las decisiones gubernamentales. Sin embargo, ambas noticias no caen como hechos aislados en un panorama totalmente adverso a dichas ideas, sino en un caldo de cultivo abierto a ellas, tenue pero trabajado por las ideologías liberales, socialistas y comunistas, y sus diversas formaciones políticas.


En la cuestión de que la droga pueda venderse como un producto normal más y de que la prostitución sea considerada como un trabajo igual que cualquier otro, comunistas, socialistas y liberales se mantienen unidos en un mismo frente.


Respecto al tráfico de drogas, en el año 2012, pasadas las elecciones generales, UPyD a través de su diputado Toni Cantó propuso “abrir el debate” sobre su legalización. Igualmente, este partido presentó junto con el PSOE en el Ayuntamiento de Alicante la regularización de “clubes de cannabis” y, aunque la formación socialista se ha posicionado por el momento oficialmente en contra, el mismo Felipe González también declaró que sería una buena decisión para luchar contra el narcotráfico.


UPyD y a algunas voces disidentes del PSOE con cierto peso, se añade igualmente IU, formación que un año antes llevaba en su programa electoral un proyecto de legalización de la marihuana y despenalización del consumo de drogas, y que en los sucesivos años, hasta este último 2014, ha continuado con su campaña de propaganda, llegando incluso a ampararse en el ejemplo del capitalista Estados Unidos donde ya se comercializa en muchas zonas aportando ingresos a la Administración.


Otros partidos políticos más anecdóticos como el PCE y el P-Lib también se sitúan en la misma posición. El último, que se presenta además como defensor del ideario liberal de intelectuales como Friedrich A. von Hayek o el judío Ludwig von Mises, considera la prohibición de las drogas como un grave atentando al libre mercado por ideas de corte “colectivista-socialista”, llamando poderosamente la atención que sus compañeros en estas peticiones son  precisamente de este corte ideológico.


Seguir leyendo Negocios 

Por Daniel Marín Arribas



Arriba