Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
07/05/2014

“Soy médico y hace dos años que el cannabis es mi remedio”

“Hace dos años que consumo cannabis, es mi remedio y lo defiendo”, dice Luis Oliva,  médico clínico y homeópata. A los 55 años le diagnosticaron un glaucoma. Después de realizar tratamientos médicos tradicionales y alternativos, mejoró temporariamente. Pero al agravarse los síntomas, una profesional española, investigadora de terapias naturales, le recomendó que consuma el cannabis en aceite, un preparado que se realiza con la planta. “Comencé a investigar y encontré muchos casos de pacientes europeos. Lo hablé con mi familia y si bien les resultó extraño, vieron los resultados y no dudan que me hizo bien”, explica a PERFIL


Sobre los cuestionamientos de los colegas, Oliva les señala que es una sustancia con propiedades beneficiosas para determinados casos y que deben “fomentarse más investigaciones”.


“Es un comienzo, se deben analizar sus beneficios en profundidad e informarnos más sobre la planta. Quitarle el mote de droga, desde el aspecto negativo y aprovechar sus cualidades”, sostiene. Así fue como decidió sumarse al Movimiento por el Cannabis Libre (Mocali), compuesto por agrupaciones y activistas de todo el país que realizan de manera itinerante conferencias para la difusión del cannabis medicinal e industrial bajo el nombre “Cannamed”.


Gastón Durana, coordinador de Mocali, prepara cápsulas con semillas de marihuana, que él mismo cultiva para entregar a personas que desean acercarse a una medicina natural.


Sin embargo, muchos colegas cuestionan el uso médico de esta sustancia. Para Carlos Damín, profesor de la cátedra de Toxicología de la Facultad de Medicina y director de FundarTox, si bien es cierto que existen componentes del THC con propiedades terapéuticas, hay otros medicamentos más potentes para cada diagnóstico.


“No hay evidencia clara para utilizar el cannabis, y no hay investigación clínica seria. Sólo en lugares como Uruguay y Holanda, donde está legalizada, se puede estudiar la sustancia”, explica Damín.


Además, el toxicólogo sostiene que existen medicamentos analizados y controlados que garantizan los resultados de su consumo. En el caso del uso de cannabis en formato de pomada, aceite o extracto, no existe revisión médica y debería ser autorizado por los distintos Ministerios de Salud correspondientes. “En lo personal estoy en desacuerdo con que se utilice para fines terapéuticos porque no está avalado por nadie”, aclara.


Fuente Perfil



Arriba