Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
23/03/2015

Spannabis cerró sus puertas ayer con 34.000 asistentes y un gran éxito

FullSizeRender-640x438



Ayer cerró sus puertas Spannabis, la 12ª Feria del Cáñamo y de las Tecnologías Alternativas, en Cornellà de Llobregat (Barcelona). La feria se ha celebrado durante todo el fin de semana y ha recibido 34.000 visitantes.


Una de las grandes novedades de esta edición ha sido la celebración de las World Cannabis Conferences, el viernes 20 y sábado 21, que ha reunido a los principales expertos nacionales e internacionales del sector y se han debatido temas de usos medicinales, científicos, de regulación responsable, la situación política nacional e internacional, la normalización…


Spannabis se ha consolidado como la feria de referencia del sector a nivel mundial con 17.000 m2, 500 empresas representadas, más de 200 expositores y 34.000 visitantes en esta edición.


Ha habido un significativo aumento de público extranjero, sobre todo de USA y Canadá, así como la fuerte presencia de inversores americanos que han venido a explorar el potencial del mercado europeo del cannabis.


Este fin de semana se ha celebrado en Barcelona la 12ª edición de la mayor feria del mundo dedicada al cáñamo y las tecnologías alternativas, Spannabis 2015. Actualmente es la feria más consolidada del sector, la más importante a nivel de negocio que ha traído a la ciudad las últimas novedades del sector y a los principales referentes de la materia dentro de las conferencias.


En esta edición feria se ha recibido la visita de 34.000 personas, se ha acreditado a 2.000 profesionales, 200 medios de comunicación y ha habido 500 empresas representadas.


Este año una de las grandes novedades ha sido la celebración de las World Cannabis Conferences.

World Cannabis Conferences ha reunido a personalidades relevantes de la escena cannábica nacional e internacional, como científicos, médicos, terapeutas, políticos y profesionales para debatir y aunar experiencias entorno al uso terapéutico, social y cultural de esta planta milenaria, contando con las ponencias de Araceli Manjón-Cabeza (España), Arnau Funes (España), Arno Hazekamp (Holanda), Bernardo Soriano (España), Guillermo Velasco (España), José Carlos Bouso (España), Sagnik Bhattacharyya (Reino Unido), Juan García Llorens (España), Marc Emery (Canadá), Jorge Quintas (Portugal), Fernando Caudevilla (España), Joan Parés Grahit (España), Virginia Montañés (España), Julio Calzada (Uruguay), Gabriel Miró Miquel (España), CannLabs (USA), CBD-crew (Australia-España), Federaciones catalanas (España), Vice (España), WeedMaps (USA) y Regulación Responsable (España).

En un momento tan importante como el que vivimos actualmente en nuestro país, era imprescindible acercarnos a la regulación de la marihuana desde una perspectiva internacional;


analizar en profundidad la problemática que vive nuestro propio país, acercar la vertiente científica para una mejor comprensión del potencial y la viabilidad de la normalización y, por último y no menos importante, comprender las necesidades medicinales de los enfermos y los grandes avances que ha habido, a pesar de su prohibición.





Arriba