Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
24/09/2013

Turismo cannabis. Cuatro ciudades internacionales donde fumarse un “porrito” no es pecado




Cuatro ciudades con una cultura, políticas tolerantes y un enfoque diferente sobre el uso lúdico y medicinal de la hierba.

Seattle y compañía

Desde 2012, los estados de Washington y Colorado, en Estados Unidos, se posicionan en la mira de lo que se ha denominado como “turismo de la cannabis”, gracias a la legalización del consumo de esta droga blanda con fines recreativos.

Aunque en Seattle (Washington), la ley será válida en diciembre del presente año -con la que los mayores de edad (21 años) podrán poseer hasta 28 gramos de hierba- la policía local comenzó a repartir un folleto con la intención de introducir y explicar a los habitantes cuáles son las condiciones de uso.

La iniciativa ha dado mayor alcance al Seattle Hempfest, un festival que se realiza anualmente en el noroeste del Pacífico. El evento tuvo sus orígenes en 1991, como una plataforma para educar sobre los beneficios del uso de la marihuana. Actualmente presenta conciertos, exposiciones artesanales y conferencias. Además, brinda la posibilidad de consumir “mota” mientras se disfruta de las actividades. La siguiente edición será en agosto de 2014. Cabe mencionar que se puede participar en él, siempre y cuando los interesados se inscriban como miembros. www.hempfest.org

 

En el caso de Colorado, la ley impulsó la creación de la primera agencia dedicada al turismo de marihuana, My 420 tours, la cual aprovechó el desarrollo de la Semana Mundial del Cannabis, en Denver, celebrada en abril pasado. Según informa su página, en las siguientes semanas dará a conocer el itinerario para sus próximos recorridos. my420tours.com

 

Amsterdam

Gracias a que el gobierno holandés hizo una distinción legal entre lo que es una droga blanda y dura, los “coffee-shops” han sido un atractivo turístico, sobre todo en Amsterdam, desde finales de la década de los 60.

Estos establecimientos no son propiamente cafés, más bien parecen un bar donde se concentran turistas y locales, quienes tienen la libertad de comprar marihuana para prepararse un “churro”, mientras disfrutan del ambiente, escuchan música, toman unos tragos de alcohol, café o té.

Según la historia, el primero que abrió en Holanda fue el Sarasani, en la ciudad de Utrecht, allá por 1968. Considerado de culto, su actividad decayó a partir de 2007, debido a la muerte de su propietario y a las quejas de los residentes, que causaron el cierre de muchos “coffee-shops” en el área. Su actividad en internet fue hasta octubre de 2012. En este espacio, además de fumar, se podían ver videos del legendario Bob Marley y de estrellas de la escena del rock y el pop.

El disfrute de estos recintos de consumo estuvo en riesgo para los turistas a principios de este año, cuando el gobierno holandés propuso que sólo deberían ser de uso para los residentes locales y no para los extranjeros. Pero después de una pelea legal por parte de los dueños de los “coffee-shops”, esta medida quedó sujeta al criterio de cada delegación.

Actualmente, los cafés que cuentan con el permiso para funcionar como tal son 223, donde se autoriza la venta de un máximo de cinco gramos a cada cliente mayor a 18 años. Los precios varían de acuerdo a la ubicación del establecimiento, por ejemplo, en el centro de Ámsterdam se elevan por ser una zona más turística. Los establecimientos no tienen permitido hacer publicidad en la calle ni en sus sitios web. Costos aproximados: 4 euros un cigarro y 10 euros, por gramo.

Vancouver

Si bien el consumo recreativo de la marihuana en territorio canadiense no es legal (el uso medicinal está permitido), en la provincia de la Columbia Británica y específicamente en Vancouver, hay un nivel de permisividad que ha hecho que sea conocida como la “Amsterdam de Norteamérica” o simplemente “Vansterdam”. Normalmente la policía se hace de la vista gorda cuando esta hierba es consumida en lugares públicos como los parques, aunque es importante señalar que la posesión de cantidades superiores entre 5 y 7 gramos está estrictamente penada.

El punto álgido de la cultura cannábica se localiza en el número 300 de West Hastings Street, donde se instaló la sede del Marijuana Party, partido político que lucha por la legalización; Vapour Lounge, revista de la cultura cannábica y el New Amsterdam Cafe.

Todos los años, el 1 de julio, celebran el Día de la Cannabis en la plaza Victoria, ubicada también en West Hastings Street. Se presentan actividades culturales y de activismo en pro de la legalización. Incluye el único espacio en la ciudad donde hay venta abierta, con distintas variedades de hierba, infusiones, repostería y una gran cantidad de artículos relacionados. www.cannabisday.ca

 

New Amsterdam Cafe no ofrece directamente la venta de esta droga, pero tiene una política amigable con la misma, por tanto es posible llevar y consumirla dentro del establecimiento. Tiene a la venta pipas, vaporizadores, grinders (molino de hierba) y ropa, entre otros. www.newamsterdamcafe.com

Vansterdam Pot Tours ha creado recorridos por el mundo de la marihuana en la ciudad. Cuenta con varios paseos, como el “The Get Baked in BC Tour”, que incluye la visita a la calle West Hastings y sus lugares emblemáticos, entrada a diferentes cafés de fumadores y otros espacios relacionados con esta cultura. También organizan un tour sobre cannabis medicinal. Costos: de 125 a 250 dólares canadienses. www.vansterdamgreentours.webs.com

 

Praga

Gracias a las leyes y políticas liberales en la República Checa, Praga, poco a poco se va conociendo como el Amsterdam del este. La realidad es que, como en otros países, el uso recreativo de la marihuana no es legal, pero se tolera siempre y cuando sea en pequeñas cantidades (unos 4 o 5 gramos) y se haga de una manera respetuosa. La policía rara vez interviene y si alguien es sorprendido con unos “porros”, únicamente se hace acreedor a una sanción civil. En muchos de los bares o centros nocturnos que no sean demasiado turísticos se permite el consumo y, ocasionalmente, si se pide de forma adecuada, se podrá conseguir una pequeña cantidad de “Mary”.

Holesovice es uno de los barrios culturales y bohemios de esta ciudad. Anteriormente de carácter industrial, sus talleres se fueron transformando en galerías, restaurantes y espacios de arte. El foco de toda esta actividad es DOX, el mayor centro de arte contemporáneo privado de la ciudad y que antaño fuera una fábrica de maquinaria. www.dox.cz

Precisamente en este vecindario se ubica el Cross Club, uno de los lugares icónicos de la escena cannábica. Con tres pisos de fusiones multiculturales de música y arte alternativo, en su construcción, totalmente de residuos industriales, se puede apreciar el estilo novedoso y al mismo tiempo sustentable que reina en Holesovice. Aquí se presentan exposiciones, obras de teatro, conferencias, Djs y bandas que pueden ir del dubstep al hardcore. En el bar hay un apartado para fumadores en el que puede fumarse un cigarrito sin ningún problema. www.crossclub.cz

Para expandir los horizontes o simplemente por curiosidad, se puede asistir del 8 al 10 de noviembre al Cannafest Prague 2013, festival que por cuarto año consecutivo reúne todo lo relacionado con la planta. Conciertos, arte, parafernalia, exposiciones, cultivo, uso médico y conferencias se darán cita en el Incheba Expo Prague, sede del evento. www.cannafest.cz

Publicado en el Universal



Arriba