Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
13/09/2014

Un estudio de Universidad de Santiago de Compostela sobre impacto de residuos de cannabis fue premiado como mejor publicación europea

Un estudio de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) sobre el impacto de metabolitos de cannabis en el proceso de depuración de aguas residuales ha sido elegido como mejor publicación europea de 2013 sobre análisis químicos por la Sociedad de Toxicología y Química Ambiental (SETAC).


El equipo científico de la USC en su análisis, divulgado por la revista científica “Journal of Hazardous Materials”, examinó el impacto del metabolito de tetrahydrocannabinol (el principio activo del cannabis sativa) en contacto con el cloro añadido al agua para purificarla en las estaciones de tratamiento.


El estudio indica que uno de cada diez españoles de 15 a 64 años consume cannabis al menos una vez al año, y apunta que los metabolitos (las sustancias generadas por el organismo humano al procesar esa droga) se encuentran en diferentes cantidades tanto en aguas superficiales como residuales, según Undoc, organismo especializado de la ONU.


Las conclusiones están basadas en una predicción de toxicidad con modelos desarrollados por ordenador y muestran que los metabolitos derivados del cannabis en las aguas depuradas alcanza “niveles de concentración muy bajos”, según ha comentado en una conversación telefónica con EFE, uno de los autores del estudio José Benito.


El científico de la USC subrayó que “puede que en la zona de Levante en España haya niveles más elevados”, pero destacó que “el impacto que puede tener es mínimo”para la salud humana.  Fuente




Arriba