Google+

AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
28/08/2015

Universidad de British Columbia: Las cepas de marihuana están mal etiquetadas

unnamed-2-780x438


Las investigaciones realizadas en la Universidad de British Columbia y la Universidad de Dalhousie en Canadá han permitido a los científicos tener el panorama más claro de la historia, evolución y la organización genética de cannabis.


Jonathan Page, botánico de la Universidad de British Columbia quien co-dirigió el primer estudio a gran escala, publicado en PLoS ONE, sobre la diversidad genética del cannabis, dijo: “A pesar de que el cáñamo y la marihuana son cultivos importantes, el conocimiento sobre el cannabis es deficiente debido a su estatus como una droga controlada “.


Page y Sean Myles, un genetista de la Universidad de Dalhousie, investigaron los genotipos de 81 muestras de marihuana y 43 de cáñamo y después de usar las variantes de ADN en el genoma de cannabis, fueron capaces de encontrar las relaciones entre las diferentes plantas. Hay tres especies de plantas de cannabis – C. sativa, C. indica y C. rudelaris – y la investigación llevada a cabo por los científicos llegaron a la conclusión de que las tres están a menudo mal etiquetadas por los cultivadores.


Tradicionalmente, las plantas de marihuana tienen características diferentes. Las plantas de tipo índica provocan un estado de relax con efectos sedantes, mientras que las plantas de tipo Sativa son más estimulantes, por ejemplo. Sin embargo, los investigadores encontraron que sólo existía una correlación moderada entre la ascendencia de las variedades que se observaron por los criadores y la información obtenida de la ascendencia de su ADN. Dice que, por ejemplo, una muestra de Jamaican Lambs Bread es una cepa de C. sativa, y es casi idéntica genéticamente a una cepa de C. indica de Afganistán.


“Los criadores de cannabis y los cultivadores a menudo indican el porcentaje de Sativa o Indica en una variedad de cannabis, pero no son muy precisos”, dijo Page. “La diferencia genética entre la marihuana y el cáñamo tiene implicaciones legales en muchos países. En este momento, la identidad genética de una cepa de marihuana no se puede determinar con precisión por su nombre o su ascendencia informada. En última instancia, se requiere un sistema práctico, preciso y fiable para la clasificación de este planta “.



FUENTE International Business Times




Arriba