AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
20/05/2019

PRIMERA FABRICA DE CANNABIS MEDICINAL EN PORTUGAL


English below

PRIMERA FABRICA DE CANNABIS MEDICINAL EN PORTUGAL

Se ha abierto en Portugal la primera fábrica de cannabis para uso medicinal, aún no disponen de la autorización para la venta, pero la plantación ya está en marcha. El presidente ejecutivo de la multinacional anunció que comenzarán a exportar a partir del próximo verano.

Tilray, la segunda empresa más poderosa del cannabis mundial, tiene a Portugal como centro operativo para Europa. Al norte de Lisboa, en el pueblo de Cantanhede, 24.000 metros cuadrados de terrenos están rodeados de alambradas y rejas. En su interior crece la hierba, una hierba fuertemente vigilada, entre estufas y plásticos. Es una plantación de cannabis que crece gracias a la licencia que la Autoridad portuguesa del Medicamento y los Productos de Salud, Infarmed concedió en 2017 a Tilray para cultivar, importar y exportar cannabis medicinal a granel.

Las instalaciones de Tilray, aparte de los sembrados y sus invernaderos, incluyen laboratorios y plantas de procesamiento. De momento, la multinacional, con relaciones con la farmacéutica Novartis, solo trabaja en la siembra y cosecha, a la espera de que la Unión Europea le autorice la producción de medicamentos y así comenzar a extraer los componentes de las plantas. Según Kennedy, la licencia llegará este mismo año.

La fábrica ya da trabajo a más de un centenar de personas, que se duplicará a final de 2019. Hasta ahora la inversión ha sido de 20 millones de euros, según dijo su presidente ejecutivo. El Parlamento Portugués aprobó el año pasado el uso terapéutico, votando a favor todos los grupos políticos excepto el derechista CDS que se abstuvo.

En España, aunque la Agencia del Medicamento rechaza el uso medicinal del cannabis, ha autorizado a una compañía española Linneo Health, a cultivar y producir cannabis para su exportación. En 2017, cerró un acuerdo con la canadiense Canopy, la primera multinacional de la marihuana, para suministrarle durante tres años materia prima y el principio activo purificado del cannabis para usos farmacéuticos.

-------

FIRST FACTORY OF MEDICAL CANNABIS IN PORTUGAL

The first cannabis factory for medicinal use has been opened in Portugal, they still do not have the authorization for sale, but the plantation is already underway. The CEO of the multinational announced that they will start exporting from next summer.

Tilray, the second most powerful cannabis company in the world, has Portugal as the operational center for Europe. North of Lisbon, in the town of Cantanhede, 24,000 square meters of land are surrounded by barbed wire and fences. Inside, the grass grows, a grass heavily guarded, between stoves and plastics. It is a cannabis plantation that grows thanks to the license that the Portuguese Authority of Medicines and Health Products, Infarmed granted in 2017 to Tilray to grow, import and export medicinal cannabis in bulk.

The Tilray facilities, apart from the crops and their greenhouses, include laboratories and processing plants. At the moment, the multinational, with relations with the pharmaceutical company Novartis, only works in planting and harvesting, waiting for the European Union to authorize the production of medicines and thus begin to extract the components of the plants. According to Kennedy, the license will arrive this year.

The factory already employs more than a hundred people, which will double by the end of 2019. So far the investment has been 20 million euros, according to the CEO. The Portuguese Parliament approved the therapeutic use last year, voting in favor of all political groups except the rightist CDS who abstained.

In Spain, although the Medicine Agency rejects the medical use of cannabis, it has authorized a Spanish company Linneo Health, to grow and produce cannabis to export. In 2017 it closed an agreement with Canada´s Canopy, the first marijuana multinational, to supply raw material and the purified active principle of cannabis for pharmaceutical uses for three years.



Arriba