AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
19/08/2019

CÓMO NOS AFECTA EL CANNABIS

English below

CÓMO NOS AFECTA EL CANNABIS

Los consumidores habituales de cannabis recreativo, se preguntan siempre por qué a algunas personas les da sueño y a otras les entra paranoia. La Universidad de Ontario Occidental (en Canadá) ha realizado un estudio publicado en la revista "Scientific Reports" que ofrece una pequeña explicación.

Utilizando ratas, el estudio halló pruebas de que la reacción psicológica al cannabis depende de qué parte del cerebro de un individuo sea más sensible al THC. Si la parte más sensible es la parte frontal, consumir cannabis provoca sensaciones de recompensa (relajación, disminución de ansiedad y felicidad). Si la parte más sensible al THC es la parte posterior, provoca reacciones negativas, como paranoias y terrores.

Este estudio se adentra en territorio no explorado según Laviolette, uno de los autores del estudio, conocemos los efectos a corto y largo plazo, pero no las áreas específicas del cerebro responsables de controlar estos efectos.

Se trata de un descubrimiento muy innovador, asegura Laviolette. Este proyecto, encabezado por el doctor Christopher Norris, da la razón a todos aquellos que aseguran sufrir efectos negativos al consumir cannabis. Profundizando un poco, los autores descubrieron que, en ciertos casos, los consumidores pueden sufrir síntomas similares a la esquizofrenia.

El estudio toma un camino distinto con respecto a otros trabajos previos para explicar los distintos efectos psicológicos del cannabis, incluído un estudio de 2014 de la Universidad de Oxford, que sugiere que influyen factores como la autoestima. La investigación de Norris y Laviolette sugiere que la reacción escapa al control del individuo y que depende más de la genética.

El siguiente paso para el investigador y su equipo es tratar de replicar esos resultados en el cerebro humano, tarea no tan fácil. Sin embargo, por ahora se conforman con que su estudio eduque a los usuarios y les ayude a tomar decisiones contando ya con una base de información.

-------

HOW DOES CANNABIS AFFECT US

Regular users of recreational cannabis always wonder why some people get sleepy and others get paranoid. The University of Western Ontario (Canada) has conducted a study published in the "Scientific Reports" magazine that offers a small explanation.

Using rats, the study found evidence that the psychological reaction to cannabis depends on which part of an individual´s brain is more sensitive to THC. If the most sensitive part is the front part, consuming cannabis causes feelings of reward (relaxation, decreased anxiety and happiness). If the most sensitive part of THC is the back, it causes negative reactions, such as paranoia and terrors.

This study goes into unexplored territory according to Laviolette, one of the authors of the study, we know the short and long term effects, but not the specific areas of the brain responsible for controlling these effects.

This is a very innovative discovery, says Laviolette. This project, headed by Dr. Christopher Norris, gives the reason to all those who claim to suffer negative effects when using cannabis. Going a little deeper, the authors discovered that, in certain cases, consumers may suffer symptoms similar to schizophrenia.

The study takes a different path from previous work to explain the different psychological effects of cannabis, including a 2014 study by the University of Oxford, which suggests that factors such as self-esteem influence. Norris and Laviolette´s research suggests that the reaction is beyond the control of the individual and depends more on genetics.

The next step for the researcher and his team is to try to replicate those results in the human brain, a task not so easy. However, for now, they are satisfied that their study educates users and helps them make decisions with some basis information.



Arriba