Noticias

Compartir en Facebook Compartir en Twiter Compartir en Menéame Compartir en Linkedin Suscribirse a nuestra RSS

Las plagas este año no perdonan



No se si os habreis dado cuenta, pero este año tenemos más bichos que el pasado, y el pasado más que el anterior. Ha llegado un momento en que el cultivo de cannabis y los bichos van de la mano, algo que antes no era así. Si que es verdad que siempre ha habido bichos, pero siempre hemos podido luchar contra ellos de manera efectiva, pero ha llegado un momento en el que parece que ya nada hace efecto contra ellos. Gastamos grandes cantidades de dinero en preventivos, insecticidas, lucha biológica y nada parece dar resultado. Entre que los bichos cada vez saben más, la tolerancia que hacen a los insecticidas y el mal uso de estos, ha llegado un momento que parece que nada acaba con ellos. Por eso es tan importante usarlos como es debido.
Podemos empezar reduciendo la plaga con la aspiradora. Quiero decir, si quitamos la pieza que va pegada al suelo y dejamos solo el tubo, reducimos un poco la fuerza de absorcion, para que no rompa hojas. Podemos pasársela por debajo de las hojas e ira absorviendo todos los bichos y huevos que anden sueltos por las plantas. Una vez pasada la aspiradora, ya solo tenemos que luchar contra la mitad de la plaga, y eso nos facilita acabar con ella. Lo siguiente será atacar con el insecticida. Primero pulverizamos las plantas con el insecticida correspondiente, por la parte de arriba y de noche. Los bichos tenderán a esconderse por debajo de las hojas, tallos y brotes nuevos. Esperamos 15-20 minutos y atacaremos por debajo de las hojas, tallos y brotes nuevos, es ahí donde más los cazamos. Pasadas 2 horas, volvemos a pulverizar con agua sola para limpiar las plantas de cadaveres de bichitos, melaza y otros restos que van a producir hongos y enfermedades. De esta manera las plantas quedarán lo más limpias posible. Esto no acaba aquí, dia si y dia no, deberemos repetir el proceso.
Espero que os sea de utilidad.


Cosmo Cramer.