Noticias

Compartir en Facebook Compartir en Twiter Compartir en Menéame Compartir en Linkedin Suscribirse a nuestra RSS

Negociaciones para aumentar en Europa la cantidad mínima de THC al 0,3%

Negociaciones para aumentar en Europa la cantidad mínima de THC al 0,3%


Gran día para los productores de cáñamo europeos y la industria del CBD, ya que el Parlamento votó sobre la asignación de THC en el cáñamo industrial. Si bien sigue siendo bajo en comparación con países como Suiza, este aumento del límite de THC en Europa ciertamente aliviaría las cosas.

Los productores de cáñamo en Europa han estado presionando por un cambio durante bastante tiempo. El límite de 0.2% de THC que se estableció hace muchos años ha dificultado y ha disminuido la cantidad de cepas posibles de usar. Ahora, el Parlamento ha votado a favor de aumentar ese máximo al 0,3%, incluido en la reforma de la Política Agrícola Común. ¿Pero realmente pasará?

La primera vez que se estableció un estándar para un límite europeo de THC  en el cáñamo industrial, fue en 1984 cuando se fijó  en el 0,5%. Esto se redujo en la década de 1970 al 0,3%. En ese momento, el 0,3% era la línea que separaba el cáñamo con bajo contenido de THC (generalmente  flores con alto contenido de CBD , pero también   existen cepas con alto contenido de CBG ) y el cannabis con alto contenido de THC. En 1999, esta cifra volvió a bajar al 0,2% que ha pasado desde entonces, con el objetivo original de evitar que se cultive marihuana con alto contenido de THC en campos de cáñamo industrial con bajo contenido de THC. La  propuesta  de aumentar el   límite de THC no es nueva y ha sido impulsada durante bastante tiempo.

Antes de continuar, cabe señalar que entre la fecha en la década de 1970 cuando los límites de THC se redujeron al 0,3% y 1999 cuando se redujeron aún más al 0,2%, Europa funcionaba con un 0,3% de THC en cáñamo. y sin problemas adversos masivos. Significa que durante al menos 20 años, este estándar estuvo en vigor, lo que hace que sea casi una tontería tener que argumentarlo más tarde, o que un argumento en contra de aumentar del .2% al .3% se basaría en miedo a los efectos negativos para las personas o las empresas. Si no sucedió en los más de 20 años de historia reciente cuando era la norma, ¿cómo pasaría ahora como un argumento de buena reputación?

También arroja luz sobre esta idea de que no podemos aprender de la historia o confiar en ella en absoluto. El cannabis se ha utilizado durante  miles  de años con mucha evidencia de cómo, cuándo y dónde. Sin embargo, se trata principalmente como si esta historia no tuviera sentido, y los estudios de investigación pagados son el resultado final, cuando a menudo no lo son. Esta incapacidad para aprender de la historia es frustrante, y se vuelve aún más obvio lo problemático que es cuando Europa argumenta sobre no elevar el límite de THC a un nivel en el que ya había funcionado perfectamente durante años.

Si bien es genial que el Parlamento haya votado, la  decisión  no se basa únicamente en el Parlamento. La política para adoptar y / o modificar la legislación en la UE es que tres organismos diferentes la aprueben o tomen alguna decisión. La votación de la semana pasada no fue para aprobar legislación, sino simplemente para establecer la opinión del Parlamento sobre la propuesta de reforma de la Política Agrícola Común.

Para que entre en vigor, hay dos órganos más que deben aprobar: el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea. Está previsto que los tres órganos comiencen las negociaciones sobre las reformas de la política agrícola a mediados de noviembre. Esto asumiendo que los problemas relacionados con el Coronavirus no fuerzan los aplazamientos.

Una política agrícola de amplio alcance incluye todo tipo de leyes, sin embargo, las únicas que nos preocupan aquí son las relacionadas con el cultivo de cáñamo. Las dos enmiendas a la Política Agrícola Común de interés para los seguidores de las noticias sobre el cannabis son las siguientes:

Enmiendas 8 y 93: para aumentar la cantidad de THC permitida actualmente en el cáñamo industrial del 0,2% al 0,3%.
Enmienda 234 - Permite que el cáñamo esté cubierto por las normas de comercialización de la UE para que los productos puedan eventualmente clasificarse según su apariencia, consistencia, características y restricciones. Esto incluye etiquetado, envasado, métodos de producción, etc.
productos de extracto de cáñamo

La industria del CBD ha experimentado un auge exponencial en los últimos años. En enero de  2019 , la UE modificó su Catálogo de nuevos alimentos para incluir extractos de cannabis sativa L. como el CBD. La inclusión en esta categoría significa que se considera que los extractos de cannabis no tienen un historial de consumo demostrable. Mirando la historia, sabemos que esto no es realmente cierto en absoluto, pero una vez más, la historia fue ignorada a favor de tácticas de regulación. Aunque la regulación de Nuevos Alimentos no es vinculante, la mayoría de los países parecen seguirla como regla, y es muy posible que Europa los presione para hacerlo (aunque esto es solo una suposición). Antes de que cualquier producto pueda comercializarse, se requiere una evaluación de seguridad bajo la regulación de Nuevos Alimentos (que nuevamente, no es realmente vinculante).

Antes de 2019, los extractos de cannabis en los que el CBD tenía niveles más altos que en la planta real se consideraban novedosos, pero nada más. Cannabis sativa L. podría cultivarse en ese momento siempre que la cepa específica estuviera registrada en el "Catálogo común de variedades de especies de plantas agrícolas" de la UE, y con un nivel de THC no superior al 0,2%. Esencialmente, agregar extractos de cannabis a la lista de Nuevos Alimentos hizo que la venta de productos de CBD fuera mucho más restrictiva. Aunque esta nueva actualización de la Política Agrícola Común no excluiría el cáñamo de la regulación de  nuevos alimentos (que está a punto de actualizarse nuevamente), al menos aliviaría algunas de las restricciones que se le imponen y los productos que pueden surgir. Cuando una industria es tan restrictiva en tantos frentes, cualquier grado de relajación de las reglas permite una libertad más general.

La Asociación Europea de Cáñamo Industrial está viendo la votación parlamentaria como un éxito, y en cierto modo lo es, pero no es el final de la historia. Estas actualizaciones no tienen que ser aprobadas ni utilizadas si los otros dos órganos de gobierno deciden que están fuera de lugar. De esta manera, esta votación es en realidad un trampolín en un proceso mucho más largo, para el que aún es imposible saber el final.

Es difícil saber qué camino tomará la legislación. Europa tiende a inclinarse más hacia la flexibilización de las restricciones que otros lugares, pero al mismo tiempo, retrocede constantemente. Simplemente agregar extractos de cannabis a la categoría de Nuevos Alimentos fue un paso atrás, hecho hace solo 1,5 años. Puede ser difícil imaginar que Europa no acepte las recomendaciones agrícolas, pero nada dice que deba hacerlo. Entonces, aunque la Asociación Europea de Cáñamo Industrial se regocija, podría ser un poco pronto. Cuando se trata de la regulación del cannabis, las cosas no suelen tener sentido ... casi en ninguna parte. Entonces, esperar una línea recta hacia la legalización es esperar demasiado. Quizás el límite europeo de THC realmente se eleve. Y tal vez no lo sea. Pero es demasiado pronto para decirlo.

----------------------------

Negotiations to increase the minimum amount of THC to 0.3% in Europe

Big day for European hemp growers and the CBD industry as Parliament voted on the allocation of THC in industrial hemp. While still low compared to countries like Switzerland, this increase in the THC limit in Europe would certainly ease things.

Hemp growers in Europe have been pushing for change for quite some time. The 0.2% THC limit that was set many years ago has made it difficult and decreased the number of possible strains to use. Now, Parliament has voted to increase that maximum to 0.3%, included in the reform of the Common Agricultural Policy. But will it really happen?

The first time a standard was set for a European limit of THC in industrial hemp, it was in 1984 when it was set at 0.5%. This was reduced in the 1970s to 0.3%. At the time, 0.3% was the line separating low THC hemp (usually high CBD flowers, but high CBG strains also exist) and high THC cannabis. In 1999, this figure dropped back down to 0.2% since then, with the original goal of preventing high-THC marijuana from being grown in low-THC industrial hemp fields. The proposal to increase the THC limit is not new and has been pushed for quite some time.

Before continuing, it should be noted that between the date in the 1970s when the THC limits were lowered to 0.3% and 1999 when they were further lowered to 0.2%, Europe was running on 0.3% THC in hemp. and without massive adverse problems. It means that for at least 20 years this standard was in place, making it almost silly to have to argue it later, or that an argument against increasing from .2% to .3% would be based on fear of negative effects on individuals or businesses. If it didn"t happen in the 20+ years of recent history when it was the norm, how would it pass as a reputable argument now?

It also sheds light on this idea that we cannot learn from or trust history at all. Cannabis has been used for thousands of years with much evidence for how, when and where. However, it"s mostly treated as if this story doesn"t make sense, and paid research studies are the end result, when they often aren"t. This inability to learn from history is frustrating, and it becomes even more obvious how troublesome it is when Europe argues about not raising the THC limit to a level where it had already worked perfectly for years.

While it is great that Parliament voted, the decision is not based solely on Parliament. The policy to adopt and / or modify legislation in the EU is for three different bodies to approve it or take a decision. Last week"s vote was not to pass legislation, but simply to establish Parliament"s opinion on the proposed reform of the Common Agricultural Policy.

For it to come into force, there are two more bodies that must be approved: the Council of the European Union and the European Commission. The three bodies are scheduled to begin negotiations on agricultural policy reforms in mid-November. This assuming that the problems related to the Coronavirus do not force the postponements.

A wide-ranging agricultural policy includes all kinds of laws, however, the only ones that concern us here are those related to the cultivation of hemp. The two amendments to the Common Agricultural Policy of interest to fans of cannabis news are as follows:

Amendments 8 and 93: to increase the amount of THC currently allowed in industrial hemp from 0.2% to 0.3%.
Amendment 234 - Allows hemp to be covered by EU marketing standards so that products can eventually be classified based on their appearance, consistency, characteristics and restrictions. This includes labeling, packaging, production methods, etc.
hemp extract products

The CBD industry has seen an exponential boom in recent years. In January 2019, the EU amended its Catalog of Novel Foods to include cannabis sativa L. extracts such as CBD. Inclusion in this category means that cannabis extracts are considered to have no demonstrable history of use. Looking at history, we know that this is not really true at all, but once again, history was ignored in favor of regulation tactics. Although the Novel Food regulation is not binding, most countries seem to follow it as a rule, and it is quite possible that Europe will pressure them to do so (although this is just an assumption). Before any product can be marketed, a safety assessment is required under the New Food regulation (which again,

Before 2019, cannabis extracts in which the CBD had higher levels than in the real plant were considered novelty, but nothing more. Cannabis sativa L. could be grown at that time as long as the specific strain was registered in the EU "Common Catalog of Varieties of Agricultural Plant Species", and with a THC level not exceeding 0.2%. Essentially, adding cannabis extracts to the New Foods list made the sale of CBD products that much more restrictive. While this new update to the Common Agricultural Policy would not exclude hemp from novel food regulation (which is about to be updated again), it would at least ease some of the restrictions placed on it and the products that may emerge. When an industry is so restrictive on so many fronts,

The European Industrial Hemp Association is viewing the parliamentary vote as a success, and in a way it is, but it is not the end of the story. These updates do not have to be approved or used if the other two governing bodies decide they are out of place. In this way, this vote is actually a stepping stone into a much longer process, for which it is still impossible to know the end.

It is difficult to know which path the legislation will take. Europe tends to lean more towards easing restrictions than other places, but at the same time it is steadily backing down. Simply adding cannabis extracts to the New Food category was a step backwards, done just 1.5 years ago. It can be difficult to imagine that Europe will not accept the agricultural recommendations, but nothing says that it should. So while the European Industrial Hemp Association rejoices, it might be a bit early. When it comes to cannabis regulation, things often don"t make sense ... almost nowhere. So, waiting for a straight line to legalization is waiting too long. Maybe the European limit for THC really gets raised. And maybe it isn"t. But it is too early to tell.