AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
29/06/2017

Cataluña presenta una regulación para el cultivo, consumo y transporte de cannabis

Cataluña regula la venta de cannabis

Parece que el vacío legal en el que se mueven los clubes de cannabis tiene los días contados. La Cámara catalana ha aprobado con 118 votos a favor, 8 en contra y una abstención la Ley de las asociaciones de consumidores de cannabis. Este texto quiere dar legalidad a todas las partes que configuran una asociación empezando por el cultivo.

En su exposición queda establecido que: "el consumo de cannabis por parte de adultos, en el ámbito privado, sea por motivos lúdicos o terapéuticos, es una opción que forma parte del ejercicio del derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad, del derecho de libertad de conciencia y de disposición del propio cuerpo".

En los 9 capítulos que engloban los 39 artículos se regulan los derechos y deberes de los clubes cannabicos que se deben registrar como asociaciones sin ánimo de lucro con socios solamente mayores de edad.

El avance de la nueva ley lo podemos encontrar que establece que la asociación es la única autorizada para cultivar el cannabis destinado al consumo exclusivo e individual de cada socio.

Muy importante es que establece unas cantidades máximas muy precisas para que no haya posibilidades de error. El cultivo no podrá producir mas de 150 kg al año de marihuana, calculan que con esta cantidad se podrá abastecer un máximo de 1.000 socios. Esto es así porque cada socio podrá solicitar un máximo de 60 gramos mensuales. Un detalle es que los socios entre 18 y 21 años no podrán consumir mas de 20 gramos al mes. Otra cuestión importante es que no se podrá dispensar a un socio hasta que haya pasado el periodo de carencia establecido en 15 días. Esto impide que el turismo cannábico se pueda abastecer de los clubs.

La regulación quiere también que los clubes paguen impuestos y estudian la viabilidad de un impuesto sobre el cannabis o que sea modificada alguna ley actual para incluir la actividad de las asociaciones. Teniendo en cuenta que en Cataluña operan mas de 400 clubes se estima que la facturación de todos ellos rondaba los 5 millones de euros mensuales.




Arriba