AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
26/12/2013

Colorado: una ley estricta y con buena percepción social

Al igual que en Washington, cualquier mayor de 21 años podrá consumir marihuana por el mero gusto de hacerlo. Sin embargo, la regularización de la marihuana trajo consigo varios cambios.

“En general, la evaluación de los programas de marihuana medicinal en Colorado es positiva y se basa principalmente en el hecho de que el Gobierno Federal no ha participado activamente en la ejecución, en comparación con otros estados”, dijo Kari Franson, doctora en Farmacia de la Universidad de Colorado, quien afirma que esta percepción positiva fue, precisamente, la que llevó a aprobar su uso recreativo.

Sin embargo, aclaró, desde que la marihuana se ha hecho más accesible se han incrementado las visitas pediátricas a urgencias por pérdidas de conciencia, creció la percepción de los adolescentes sobre la seguridad de la marihuana y, también, hubo un aumento de las intoxicaciones de mascotas por consumo de dulces con THC.

La Constitución de Colorado es muy clara acerca de los usos medicinales de la droga. Se recomienda a los pacientes con cáncer, glaucoma, sida y HIV, así como en pacientes con una condición crónica o debilitante con los siguientes síntomas: caquexia, espasmos musculares persistentes, convulsiones, náuseas severas y dolor severo, explicó Franson.

Desde que el Programa de Registro de marihuana medicinal se inició en 2001, el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado ha recibido peticiones para agregar otras condiciones médicas a la lista de requisitos por las cuales los médicos pueden recomendar la marihuana medicinal. Sin embargo, los pacientes con asma, arterioesclerosis, enfermedad bipolar, enfermedad de Crohn, diabetes Mellitus, tipos 1 y 2, retinopatía diabética, hepatitis C e hipertensión no pueden ser medicados con marihuana porque la Constitución no lo permite.

La producción de marihuana medicinal en Colorado tiene un modelo de integración vertical 70/30 por el que intenta controlar el mercado negro.

Es decir, los dispensarios tienen que cultivar al menos un 70% de lo que venden, mientras que el 30% restante puede provenir de una fuente externa.

El objetivo es animar a las empresas a ser “una empresa común bajo propiedad común”. No obstante algunos están preocupados de que éste y otros reglamentos contribuyan a que empresas más grandes obtengan el monopolio de la industria del cannabis en Colorado.Además, el modelo de integración vertical también ha ayudado a la industria de la marihuana médica con el “desvío” (la proliferación del consumo de cannabis por personas para las que no está destinada) al hacer el seguimiento de las semillas de cannabis, afirmó la experta.

Este sistema de “semillas a la venta” -sujeto a inspección por parte de agentes del Estado- garantiza que la marihuana que se vende en varios cientos de dispensarios del Estado es de cosecha propia, y que lo que está cultivado en Colorado se vende a los pacientes médicos calificados para su consumo.

Fuente El Pais



Arriba