Noticias

Compartir en Facebook Compartir en Twiter Compartir en Menéame Compartir en Linkedin Suscribirse a nuestra RSS

Confirmado: ninguna muerte por consumo de marihuana, ni siquiera en muy grandes dosis

sexy-dabbing-girl-thc-marijuana-hbtv-hemp-beach-tv


Nunca se registró ni una muerte por consumir cannabis, desde que el ser humano descubrió su uso recreativo y medicinal.


Es un dato que pone contento a quienes apoyan la legalización de la marihuana y que también se apoyan en sus conocidas bondades terapéuticas. A diferencia de otras sustancias que ofrecen cifras alarmantes de episodios mortales por su consumo.


El Huffington Post informó que un total de 17.645 personas habían encontrado la muerte durante el año 2015 por sobredosis con heroína y cocaína. Aunque resulta más llamativa los datos de muertes por fármacos recetados: 25.760 personas.


El alcohol no se queda mucho mas atrás. El mismo periódico cita un reportaje de la revista American Scientist, en el que se cita que solo el aumento de la dosis básica de alcohol por 10 puede ser mortal, mientras que para morir por una sobredosis de cannabis se necesitarían mil dosis, una cantidad imposible de consumir por una sola persona en el tiempo necesario para ser letal.


En los Estados Unidos, 23 de los 50 estados ya legalizaron la planta, en Canadá se han dado ordenes para que se establezca su legalización de cualquier uso. En Colombia ya existe un decreto firmado por el Presidente Juan Manuel Santos para autorizar el uso de la misma en el campo de la medicina alternativa. Además, se prevé que el siguiente paso será una discusión abierta sobre la posibilidad de legalizarla para usos recreativos. En México, en el mes de Febrero, el Parlamento tiene pensado debatir esta cuestión con la mirada puesta también en su legalización. En Uruguay, ya sabemos de su legalización y así podríamos hablar de como la visión sobre la legalización de la marihuana esta cambiando el panorama internacional y el 2016 se espera que sea un año todavía más liberalizador con la planta y su consumo.



FUENTE Redacción