AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
08/07/2019

DIRECTIVOS DE UN CLUB CANNÁBICO ABSUELTOS POR EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

English below

DIRECTIVOS DE UN CLUB CANNÁBICO ABSUELTOS POR EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

El Tribunal Constitucional (TC) ha revocado la condena de seis meses de cárcel y 83.681 euros de multa que la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife había impuesto a los directivos de un club de cannabis de Los Cristianos, por considerar que se vulneró su derecho de defensa.

Los tres procesados, Stephan Rudolf W., Arnaud R. y Fernando G.C., dirigían hasta 2013 en el sur de Tenerife el Club Social de Consumidores de Cannabis TFS, que llegó a tener 872 socios. El club disponía de sus propias fincas de cultivo -desmanteladas por la Guardia Civil- que abastecían de cannabis a sus socios en un local del centro comercial de Los Cristianos, bajo una serie de reglas, como que nadie podía retirar más de tres gramos al día.

El Ministerio Fiscal denunció a sus responsables por un delito contra la salud pública, de promoción del consumo de drogas, pero el Juzgado de lo Penal número 5 de Santa Cruz de Tenerife los absolvió. En síntesis, el juez entendió que los acusados habían infringido la ley llevados por un "error invencible" o "inevitable", puesto que habían registrado los estatutos del club, con el detalle de sus actividades, tanto ante el Gobierno de Canarias como ante el Ayuntamiento de Arona sin recibir ninguna objeción de ilegalidad.

La Audiencia Provincial revocó la absolución por considerar que no había tal error, sino que los estatutos validados por las administraciones describían las actividades del club con "una ambigüedad calculada" y que los procesados "no desplegaron la diligencia necesaria para despejar las posibles dudas".

El Constitucional ampara ahora a los acusados y anula la condena por una vulneración de los derechos de defensa. Entienden sus magistrados que la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife cambió los hechos declarados probados por el Juzgado de lo Penal en un aspecto que exigía escuchar de nuevo a los acusados, cosa que no se hizo.

Para el Alto Tribunal, la Audiencia cometió ese error al modificar en los hechos probados cuál fue el efecto que tuvo la aprobación de los estatutos del club sobre el conocimiento que los procesados poseían sobre la licitud o ilicitud de sus actividades. "Se trataba de una cuestión que afectaba a la declaración de culpabilidad o inocencia y que, por tanto, no podía ser resuelta sin dar la posibilidad a los recurrentes de ser oídos personalmente, sin que dicha garantía pudiera ser sustituida por el trámite de alegaciones concedido a su abogado", razona la sentencia. El fallo absolutorio se basa en esa vulneración, no en el juicio que ese tipo de actividades merecen al Tribunal Constitucional.

De hecho, la sentencia precisa que a lo largo de los últimos años, el Tribunal Constitucional ha distinguido conceptualmente dos tipos de asociaciones cannábicas: los que sirven de abastecimiento, dispensación y consumo de cannabis, y las asociaciones orientadas con fines informativos, de estudio, de debate y similares. Y subraya que el derecho de asociación que consagra la Constitución no da cobertura a los primeros, que pueden incurrir en un delito contra la salud pública, ni "normaliza" su actividad.

-------

DIRECTIVES FROM A CANNABIS CLUB ABSOLVED BY SPANISH CONSTITUTIONAL COURT

The Constitutional Court (TC) has revoked the sentence of six months in prison and 83,681 euros of fine that the Audiencia of Santa Cruz de Tenerife had imposed on the directors of a cannabis club in Los Cristianos, considering that their right to defending.

The three defendants, Stephan Rudolf W., Arnaud R. and Fernando G.C., directed until 2013 in the south of Tenerife the Social Club of Cannabis Consumers TFS, which reached 872 members. The club had its own cultivation farms - dismantled by the Civil Guard - that supplied cannabis to its members in a Los Cristianos shopping center, under a series of rules, such as that no one could withdraw more than three grams a day.

The Public Prosecutor´s Office denounced those responsible for a crime against public health, to promote the use of drugs, but the Criminal Court No. 5 of Santa Cruz de Tenerife acquitted them.
In summary, the judge understood that the defendants had violated the law carried out by an "invincible error" or "inevitable", since they had registered the club´s statutes, with details of their activities, both before the Government of the Canary Islands and before the Arona City Council without receiving any objection of illegality.

The Provincial Court revoked the acquittal on the grounds that there was no such error, but the statutes validated by the administrations described the activities of the club with "a calculated ambiguity" and that the defendants "did not deploy the necessary diligence to clear any doubts". The Constitutional now protects the accused and annuls the sentence for a violation of the rights of defense. His magistrates understand that the Audiencia of Santa Cruz de Tenerife changed the facts declared proven by the Criminal Court in an aspect that required listening to the accused again, which was not done.

For the High Court, the Court made that mistake by modifying in the proven facts what was the effect of the approval of the club´s statutes on the knowledge that the defendants had about the legality or illegality of their activities. "This was an issue that affected the declaration of guilt or innocence and that, therefore could not be resolved without giving the appellants the possibility to be heard personally, without this guarantee being replaced by the processing of allegations granted. to his lawyer" the sentence reasons. The acquittal is based on that violation, not on the judgment that such activities deserve the Constitutional Court.



Arriba