AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
28/09/2013

Legalización de la marihuana: el proximo alcalde de Nueva York tratará el legalizar la marihuana




Nueva York, EEUU.- El próximo alcalde de la ciudad de Nueva York, aea el candidato que sea, ayudará a marcar el comienzo de la despenalización de la marihuana.

Los aspirantes Bill de Blasio y Joseph Lhota, que fueron seleccionados como candidatos para representar a sus respectivos partidos, demócrata y el republicano tras las elecciones primarias de principios de este mes, ambos fervientes defensores de la despenalización de la marihuana.

De Blasio ha acumulado la atención de los electores de izquierda por sus opiniones progresistas sobre la legislación de marihuana.  Él apoya la mitigación de las consecuencias legales del uso médico y recreativo. ”Estoy a favor de la legislación para despenalizar las pequeñas cantidades de marihuana”, dijo el candidato demócrata en julio, durante una entrevista pública en línea. “La ley actual castiga a muchos jóvenes con antecedentes penales injustamente y debe ser cambiada. Creo que hay usos médicos adecuados para la marihuana y estoy abierto a laspolíticas que permitan su uso médico “.

De Blasio, junto con los ex candidatos demócratas Christine Quinn y Bill Thompson, admitieron fumar marihuana en el pasado , mientras que John Liu y Sal Albanese, que nunca han probado la sustancia psicoactiva, no obstante apoyan su plena legalización.

Los candidatos republicanos por la carrera de la alcaldía también han tomado una postura más tolerante en la regulación de la marihuana. El mes pasado, Lhota admitió fumar marihuana durante 40 años y fue el primero de los principales candidatos en salir en apoyo de la legalización cuando era el jefe de tránsito de la Autoridad Metropolitana de Transporte. Los ex candidatos a la alcaldía del Partido Republicano George McDonald y John Catsimatidis también defendían la flexibilización de la legislación con la marihuana. McDonald apoya la despenalización, mientras que Catsimatidis apoya la regulación de la marihuana medicinal.

El candidato a alcalde del partido independiente Adolfo Carrión, Jr., en contra de Blasio y Lhota, también ha admitido que fuma marihuana y apoya su despenalización.

Los tres candidatos que representan a los partidos demócratas, republicanos e independientes creen que las leyes de marihuana en la ciudad de Nueva York,  han llevado a más de 400.000 arrestos de bajo nivel y han costado cerca de $ 600 millones en impuestos durante todo el mandato del alcalde Michael Bloomberg , se ha de ser más flexible. Y una gran mayoría de los ex candidatos pertenecientes a los partidos políticos antes mencionados también han expresado su punto de vista relativamente liberal en la legislación de la marihuana.

Ya sea de Blasio, Lhota, o Carrión gane quien gane las elección es de alcalde programada para el 5 de noviembre, el próximo alcalde de la ciudad de Nueva York, sin duda, tendrá un enfoque más progresista con la marihuana y ayudará a la de despenalización. A pesar de los poderes legislativos del alcalde estos pueden estar limitados por el Ayuntamiento y la legislatura estatal. El ayuntamiento tendrá a favor el afloje de las consecuencias por la tenencia de marihuana y que podría evitar el encarcelamiento de miles de personas además de ayudar a salvar millones de dólares en impuestos utilizados para la vigilancia.

Fuente Policymic



Arriba