AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
03/02/2014

Los agricultores australianos quieren plantar cáñamo

Klara Maroszeky, activista del cáñamo en los Ríos del norte, Nueva Gales del Sur, lidera la formación que promueve el desarrollo valiéndose del cáñamo, como parte del festival de los bosques del 2014.

“En Canadá, producen pasta, leche, masa para galletas, pan de cáñamo”, dijo Marosszeky: “Que es famoso por su alto contenido de nutrientes.”

El cáñamo y sus derivados se pueden utilizar para fabricar materiales de construcción, aceites industriales, para la restauración de las tierras, la producción de biocombustibles, así como de alimentos, explicó.

Marosszeky ha estado llevando a cabo la investigación agronómica en los materiales de construcción. Hoy dirige un proveedor líder de materiales de construcción a partir de cáñamo.

Se quiere hacer al cáñamo rentable y como alternativa sostenible para los pequeños agricultores de Australia.

“En Nueva Gales del Sur, yo trabajo cerca de una comunidad donde se quiere desarrollar el cáñamo en sus tierras agrícolas y generar ingresos que se estimen rentables”, dice.

“Crecen seis acres de cáñamo, también plantaron un poco de alfalfa y tienen ovejas. Procesan el cáñamo para poderlo utilizar como material para la construcción”, dijo Marosszeky.

Las variedades desarrolladas por los agricultores australianos de cáñamo ya tienen niveles bajos de THC , la sustancia que embriaga o coloca.

Sin embargo, se mostró optimista de que un ministro de salud estatal y los estados de Australia permitan el cultivo de variedades de cáñamo con bajos niveles de THC para el consumo humano en Australia.

El Presidente de la Asociación de Hemp Industrial de Tasmania, Philip Reader, instó al gobierno a no prohibir el desarrollo del cáñamo como ingrediente alimentario humano.

El potencial de estas plantas desafía a políticos y burócratas, dijo uno de los 10 agricultores que cultivan cáñamo de bajos niveles de THC en Tasmania, alrededor de 100 hectáreas de terreno para la empresa Midland Semillas y EcoFibre Industries.

Según él, el reciente anuncio de los ministros de Australia y Nueva Zelanda sobre las regulaciones del cáñamo en alimentos requiere una mayor investigación.

Fuente Radio Australia



Arriba