AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
28/12/2013

Plantean la legalización de marihuana en Marruecos siguiendo experiencia de Uruguay

El Partido nacionalista Istiqlal (PI, opositor) ha presentado hoy ante el Parlamento una proposición de ley para legalizar el cultivo y la comercialización del cannabis o kif, tras otra propuesta similar que fue presentada el pasado mayo por un grupo de asociaciones marroquíes.

“El objetivo es aprovechar este producto en la economía agrícola para promover el desarrollo local y regional”, dijo Nuredin Mediane, presidente del grupo parlamentario del Istiqlal en la Cámara de Representantes, quien añadió que el partido se inspiró en su elaboración en la reciente experiencia uruguaya.

El diputado marroquí explicó que se trata de un intento de “hacer resurgir” una ley que existía durante la época colonial cuando se toleraba el cultivo del kif antes de criminalizarlo tras la independencia de Marruecos, en 1956.

La propuesta de ley estipula la creación de cooperativas agrícolas de cannabis, y de una agencia nacional como única institución competente para supervisar el cultivo, producción y comercialización de esta planta, así como contempla sanciones para toda producción ilícita del cannabis que no sea para fines terapéuticos o industriales.

Fuente Diario Correo



Arriba