AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
20/08/2013

Premio por aislante derivado del cannabis



Carmen Hock-Heyl, inventora de aislantes de cáñamo, y Ursula Sladek, precursora de la electricidad verde, comparten el Premio Alemán del Medio Ambiente, dotado con 500.000 euros.

Ambas galardonadas son consideradas pioneras en sus sectores. Sladek fundó el primer proveedor de energía ecológica en Alemania. Hoy es presidenta de la junta directiva de las Centrales Eléctricas Schönau, que venden electricidad verde en toda Alemania. Hock Heyl es la fundadora y directora de una empresa que produce fibra aislante a base de cáñamo industrial. Con el dinero del premio quiere lanzar una campaña para acabar con los prejuicios contra el cáñamo.

El cáñamo industrial no sirve para drogarse

Hace 20 años, Carmen Hock-Heyl trabajaba como enfermera y el cultivo de todo tipo de cannabis estaba prohibido en Alemania como medida contra el narcotráfico. Sin embargo, el cáñamo industrial, un tipo especial de cannabis, solo contiene cantidades marginales de tetrahidrocarbocannabinol (THC), el constituyente psicoactivo de la marihuana. “Se tendría que fumar todo un campo para experimentar una embriaguez”, calcula Hock-Heyl.

En los años 90, se convenció a la política de que el cultivo de clases de cannabis de escaso contenido de THC contaba con un potencial significativo. “Además de las ventajas de la materia prima cáñamo, la planta es muy beneficiosa para el sistema de rotación de cultivos”, dice Heinz Amolsch, asesor directivo de la empresa Hock. En 1996, sobre todo por presión de agricultores ecológicos y del movimiento ecológico en general, se legalizó el cultivo en Alemania.

Un hecho que muchos desconocen: el cáñamo es una de las primeras plantas cultivadas por los seres humanos. Su empleo, por ejemplo en la producción de cuerdas, está documentado desde hace más de 3 000 años. Desde los años 90, tras el cambio de la legislación en muchas partes, se usa cada vez más en la producción de bienes tan diversos como ropa, alimentos y combustibles.

Una alternativa sana

Carmen Hock-Heyl viene de una familia de carpinteros. De esta manera relacionada con el sector de la construcción, le alarmó que las materias aislantes que se usaban en ese tiempo eran muchas veces perjudiciales para la salud de los obreros.

En cooperación con agricultores y técnicos, Carmen Hock-Heyl comenzó a buscar una alternativa. En 1998, con 43 años, fundó la empresa Hock GmbH y desde entonces desarrolla fibras aislantes derivadas del cáñamo.

La empresa es el único productor de aislantes de ese tipo en Alemania y cuenta con 60 empleados. La cifra de venta anual se sitúa en unos 9 millones de euros. El término “Termo-Cáñamo” es una marca protegida al nivel europeo.

Otorgándole el premio, la Fundación Alemana del Medio Ambiente valora los méritos de innovación empresarial y económica de Carmen Hock-Heyl.

Autor: Peter Eßer

Editora: Emilia Rojas

Fuente DW



Arriba