Noticias

Compartir en Facebook Compartir en Twiter Compartir en Menéame Compartir en Linkedin Suscribirse a nuestra RSS

Semillas de Marihuana, como conservarlas

Semillas de Cannabis conservación


Nuestras semillas de cannabis son una inversión, no solo por el precio que hemos pagado por ellas, también por su valor futuro al plantarlas. Su conservación es muy sencilla, sólo hay que tener en cuenta que es un ser vivo y como tal necesita unos cuidados muy concretos.

Por supuesto lo primero es guardarlas en un entorno seco, la humedad puede despertar nuestras semillas y hacerlas germinar o, incluso en cantidades muy pequeñas, hacer que proliferen los hongos.

La temperatura alta es algo de debemos evitar a toda costa, las semillas reaccionan iniciando el proceso de germinación pero al no existir humedad se muere. Aunque tienen mas tolerancia a las temperaturas bajas tampoco es aconsejable que ésta sea inferior a los 3 grados. Por debajo empieza el proceso de congelación y es posible que muchas aguanten pero las bajas serán importantes.

Hay que guardarlas siempre en un lugar oscuro o en un recipiente opaco, la luz va degradando la cubierta de nuestras semillas haciendo que duren mucho menos tiempo en buen estado de salud.

Humedad. temperatura y luz, lo que necesitamos para que germinen nuestras semillas se puede convertir en nuestro peor enemigo.

Los demás consejos que os queremos dar son los que tendríamos con cualquier material delicado o que nos vamos a comer ;-)

No las golpees, aplastes o estrujes. Aunque es notablemente dura la vaina se puede dañar si hacemos cualquiera de las acciones comentadas anteriormente.

Si se te caen hay que seleccionarlas, no las guardes con polvo o tierra porque se estropearán. Que dentro del recipiente lo único que haya sean otras semillas.

Guárdalas siempre fuera del alcance de animales, insectos o personas.

El que consideramos que es el entorno ideal es un recipiente opaco, hermético, si es posible al vacío en el estante superior de un frigorífico.

Estas indicaciones nos van a permitir conservar durante mucho tiempo nuestras semillas en perfecto estado hasta 3 años. Después de este tiempo el porcentaje de germinación irá bajando gradualmente, aunque todos conocemos casos de semillas guardadas años y años que han germinado sin problemas con una buena salud.

by Scarlet Palmer