AVISO LEGAL
La importación, tenencia y venta de semillas de cannabis no están reguladas por la ley de acuerdo con el Tratado Unilateral de Estupefacientes acordado en Viena en 1961. En algunos países como en España el cultivo de semillas de cannabis por empresas, asociaciones o particulares, sin la debida autorización, puede ser constitutivo de delito (Artículo 25.1 de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y Artículo 368 del Código Penal), por lo que la venta de semillas en estos países es, exclusivamente, para aplicaciones industriales, colección o preservación genética. Los distribuidores y clientes de Neville Grow, aceptan la restricción específica de que las semillas no sean utilizadas por terceros para fines ilícitos. Así mismo no se pretende fomentar ni inducir a nadie a actuar contra la Ley y cada cual es responsable de sus actos.
Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información AQUÍ.

Si entras a esta web significa que eres mayor de edad, y que entiendes y aceptas lo expuesto.

    TENGO 18 AÑOS O MÁS
Compartir en FacebookCompartir en TwiterCompartir en Google+Compartir en MenéameCompartir en LinkedinSuscribirse a nuestra RSS
17/01/2014

Un estudio halla que la marihuana es improbable que produzca violencia

Publicado en la revista Addictive Behaviors , un estudio sobre la relación entre el uso de sustancias y la violencia entre las parejas jóvenes encontró que la marihuana no es una causa probable. Como era de esperar, los resultados mostraron al alcohol como un factor importante en su lugar.


“Nuestros resultados fueron consistentes con los modelos teóricos de consumo de alcohol y la IPV (violencia de pareja), en la investigación las probabilidades de agresión psicológica, física y sexual aumentaron posteriormente al consumo de alcohol … la marihuana no estuvo relacionada con la IPV o Violencia de pareja.”


Para realizar el estudio, los investigadores de la Universidad de Tennessee y Florida State University reclutaron a 67 hombres universitarios que se encontraban con relaciones en ese momento.


Por un máximo de 3 meses, se les pidió que completasen encuestas diarias en el uso de sustancias y las interacciones con sus parejas.


Luego, los investigadores analizaron los datos, en busca de un solapamiento temporal entre el alcohol y la intoxicación por marihuana y actos de agresión físicos, psicológicos o sexuales.


Resultados: Mientras que el alcohol aumentaba las probabilidades de los 3 tipos de agresión, la marihuana no pareció afectar a estos tipos de agresión.


“El consumo de marihuana no se asoció significativamente con cualquier tipo de agresión.”


Los autores añaden que los estudios anteriores también encontraron que la marihuana tiene poco efecto en la agresión, aunque el tema sigue siendo pobremente investigado en su conjunto.


Por otra parte, un estudio realizado en España, publicado el año pasado en Neurofarmacología , encontró como sustancias químicas THC “disminuyeron significativamente los niveles de agresión” de los ratones – sugiriendo que el efecto de la marihuana puede ser de hecho exactamente lo contrario del alcohol .


El estudio fue financiado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH)


Fuente Leaf Sciencie traducido por La Marihuana



Arriba